La exposición “Hoxe toca o Prado”, que se inaugura el viernes en la Pinacoteca, presenta imágenes en relieve de obras emblemáticas

“La fragua de Vulcano”, de Velázquez o “El quitasol”, de Goya, pueden ser disfrutadas también por personas con discapacidad visual a través de la muestra “Hoxe toca o Prado”, una exposición que reúne algunas de las obras emblemáticas del Museo del Prado realizadas en relieve para que sean recorridas y tocadas con las manos.

Tras exponerse en 2015 en el propio Museo del Prado e itinerar después por Mallorca, Girona y Dostia, la muestra llega este viernes a la Pinacoteca Francisco Fernández del Riego de Vigo, donde podrá disfrutarse hasta el próximo 14 de mayo. El Museo del Prado y la concejalía de Cultura, con el patrocinio de la Fundación AXA y la colaboración de la Fundación ONCE, han hecho posible esta muestra que es la primera de este tipo realizada por el Prado y en la que no solo está permitido tocar las obras sino que es obligatorio hacerlo.

La exposición consta de una selección de seis imágenes en relieve de distintos géneros y estilos artísticos de la colección del Prado. Entre ellos hay pintura religiosa, mitología, escena costumbrista, retrato y naturaleza muerta. De esta forma, personas ciegas o con resto de visión pueden disfrutar, por primera vez, de la belleza de obras emblemáticas como “Noli me tangere”, de Correggio; “La fragua de Vulcano”, de Velázquez; “El quitasol”, de Goya; “La Gioconda del Taller”, de Leonardo da Vinci; “El caballero de la mano en el pecho”, de El Greco y “Bodegón con alcachofas, flores y recipientes de vidrio”, de Van der Hamen, estas tres últimas reproducidas a tamaño real. Estas piezas fueron elegidas por ser las más accesibles por tamaño y detalles, ya que aquellas que tienen demasiado detalle es muy complejo realizar las reproducciones.

A estas imágenes se une en Vigo la reproducción de “Santa Cecilia”, atribuida a Carlo Dolci, una de las obras más valiosas del Museo Municipal de Vigo “Quiñones de León”.

Este proyecto permite percibir la realidad de la pintura representada para recrearla mentalmente en su conjunto y lograr una percepción emocional de la obra. Así, una persona invidente logrará un mayor disfrute artístico-estético-creativo para explicar, comentar y analizar estas obras del Prado.

Audioguías y braille

El recorrido cuenta además con material adicional como paneles y carteles en braille, audioguías de apoyo que proporcionan las indicaciones necesarias para hacer el recorrido táctil de las piezas expuestas y gafas opacas de cartón para facilitar esta experiencia sensorial a todo tipo de público. Todo este material ha sido desarrollado con la colaboración de profesionales con discapacidad visual.

Para llevar a cabo la reproducción en relieve de estas obras -realizada con la técnica Didú de los Estudios Durero- se hicieron fotografías en alta resolución a las que se confirieron texturas y volúmenes de hasta seis milímetros.

Tras su paso por Vigo, “Hoy toca el Prado” continuará haciendo accesible estas obras de arte a las personas con discapacidad visual en otras ciudades españolas como Valencia y Sevilla. En todas ellas se incluirá también una reproducción en relieve de una de las obras más conocidas de cada uno de los museos en los que se presente.

 

Fuente: Faro de Vigo