unnamedLas personas con movilidad reducida siempre han visto la Alcazaba como un espacio fuera de su alcance. En marzo de 2015 se dio un importante paso al frente al acondicionar un itinerario adaptado que al fin les permitía disfrutar de una parte del principal monumento de la provincia. La próxima semana se avanzará un poco más en este sentido al poner a disposición de todos, ahora sí, de todos, las funciones teatrales de las Jornadas del Siglo de Oro que tendrán como escenario el conjunto.

Doce voluntarios de la Asociación Verdiblanca permitirán que todas aquellas personas con movilidad reducida que así lo deseen disfruten de un total de seis espectáculos en el Patio de Armas de la Alcazaba. Estos se enmarcan en el festival de teatro clásico y tendrán lugar entre el viernes 24 de junio y el sábado 2 de julio.

El funcionamiento será sencillo. Los interesados tendrán que llegar al recinto con una media hora de antelación sobre la hora de inicio del montaje y acceder a la fortaleza a través de su puerta trasera, hasta donde podrán subir con sus vehículos convenientemente identificados como personas de movilidad reducida. Allí, un grupo de voluntarios -estos se organizarán en varios turnos- los orientarán y ayudarán a trasladarse hasta el espacio escénico, lugar en el que se les habrá reservado una zona específica. Una vez concluya la representación, se realizará el proceso inverso.

“Las personas con discapacidad física dan por hecho que la Alcazaba es un lugar inaccesible, por lo que vamos a informar de esta novedad a través de las páginas web de las Jornadas y Verdiblanca y, desde aquí, hacemos un llamamiento al Ayuntamiento de la capital para que lo indique a través de su plataforma de venta de entradas”, apuntó el presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, ayer en rueda de prensa en la Delegación de Gobierno de la Junta.

Llamada de atención 
Hacer de la Alcazaba un escenario teatral accesible durante la celebración de las Jornadas del Siglo de Oro es una iniciativa que nace de un ofrecimiento de la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, que tanto la dirección del festival como la Delegación Provincial de Cultura han acogido con entusiasmo. “No es tanto por el hecho en sí, sino porque se trata de una llamada de atención para que los espacios culturales y los espectáculos sean accesibles”, subrayó Sánchez de Amo.

El director de la cita con los clásicos, Carlos Góngora, habló de esta colaboración como un ejemplo de su intento de hacer un festival transversal que se acerque a la ciudadanía. “El año pasado iniciamos elprograma ‘Palante, a la Alcazaba’ en el que varios centenares de niños y adultos de más de una decena de asociaciones de la provincia, entre ellos personas con discapacidad física, psíquica y sensorial, pudieron asistir como público a una representación teatral en este lugar tan emblemático de la ciudad a gracias a la colaboración de los voluntarios de La Caixa, por lo que es una maravilla poder ampliar la oferta gracias a Verdiblanca”, expresó.

Para más información, se ha habilitado un número de teléfono en la Alcazaba (950 80 10 08). Las entradas se pueden adquirir en la Taquilla Municipal del Teatro Apolo, en la web www.almeriaculturaentradas.com y dos horas antes de la función en la taquilla del conjunto.

Nueva reivindicación 
Desde Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo aprovechó la convocatoria pública para reivindicar a la Junta que ya que la fortaleza almeriense es accesible en su interior, lo sea también desde el exterior. Una cuestión sobre la que el delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Alfredo Valdivia, aseguró que ya están trabajando.

“Hay espacios difíciles de adaptar y sabemos que la Alcazaba por sus características es uno de ellos, pero en la Alhambra, por ejemplo, se ha hecho, de modo que pedimos una partida presupuestaria para lograrlo”, insistió el presidente de Verdiblanca en el encuentro informativo.