La recién constituida fundación busca una sede Ofrecerá formación a chavales de 21 años y actividades extraescolares a niños

La construcción, puesta en marcha y mantenimiento del Centro Polivalente Palante-Popal es el objetivo principal de la Fundación Laberinto, que se constituyó oficialmente ayer en Huelva. Su presidenta, Pilar Pereda, comentó que la finalidad es dar respuesta a las necesidades formativas y de ocio de jóvenes con discapacidad y enfermedades raras, de tal manera que se ofrecerá formación a los chavales de 21 años que han acabado su periodo escolar y actividades extraescolares a niños y jóvenes que acuden a centros educativos.

Pereda señaló que para estos jóvenes es importante seguir una rutina, por lo que el Centro Polivalente Palante-Popal abrirá sus puertas todos los días hábiles del año. Durante las fiestas (Navidad, Semana Santa…) “se les hará partícipes de las mismas”. Se organizará además para ellos excursiones y salidas a la calle.

Por la mañana, se atenderá a los jóvenes de 21 años, con los que se continuará su formación con alguna terapia ocupacional adaptada a sus capacidades y por la tarde, a niños y jóvenes escolarizados, con los que se realizará actividades extraescolares mediante juegos, deportes y salidas a la calle.

Pereda indicó que han solicitado al Ayuntamiento de Huelva un suelo dotacional de la ciudad para construir este centro, que en un principio podría ubicarse en la prolongación de la avenida de Andalucía. No obstante, la presidenta de la fundación es partidaria de un sitio más céntrico, de ahí que quiera empezar a trabajar en un lugar más pequeño y cercano, “para ver cuál alternativa tiene más éxito”, ya que se trata de “una inversión importante”, y lo que se pretende es “un centro útil para el fin que vamos a hacer”. Su prioridad ahora es buscar una sede.

La presidenta de la Fundación Laberinto manifestó que están realizando una lista con padres que demandan estas instalaciones. Parte de la base que en el Colegio Sagrada Familia hay 110 niños que crecen y necesitarán los servicios que ofrecerá este centro, a estos se unen todos los menores que están supervisados por un equipo de educación especial en los colegios de la ciudad.

El Centro Polivalente Palante-Popal será pionero en Andalucía. Atenderá a jóvenes con discapacidad o enfermedades raras estén o no diagnosticadas. Empezará con un grupo de veinte o veinticinco jóvenes.

Pereda explicó que el mayor afán de los padres es estimular a estos niños desde pequeños, “hacer todo lo posible para que evolucionen” y se encuentran que a los 21 años termina para ellos el periodo escolar “y tenemos que meterlos en casa, no tienen las mismas oportunidades que el resto de los niños”, ya que “no existe un sitio para dar respuesta a sus necesidades”. Subrayó que, “cuando se rompe su rutina y no hacen nada, retroceden y hay que empezar de cero”.

Estuvo viendo centros en otras ciudades y le aconsejaron que creara una fundación. Destacó que ha encontrado “unos patronos maravillosos que me ayudan en la puesta en marcha del proyecto”. Se trata del ingeniero Rodrigo Delgado, el notario Tomás Jiménez, los abogados Manuel Remesal y Ramiro Guinea y el torero Miguel Ángel Perera.

Aparte, Gabitel se ofreció a realizar el proyecto del centro sin coste alguno. Pereda recalcó que son muchas las personas “que han posibilitado que este proyecto salga a la luz, a las que invita a que estén conmigo para poner la primera piedra y para abrir con la llave el centro”.

Fuente: T. Lojo Huelva