Hubo un tiempo en el que el grupo fue de doce componentes. Pero por distintas circunstancias se redujo a seis. Sus nombres deportivos son Julio de Oliva, Pasqual de Xirivellla, Germán de Valencia, Carlos de Alaquàs, Salva de l’Alqueria de la Comtessa y Paco de Valencia. Son seis ejemplos de superación. Y en la pilota siempre serán reconocidos por ser los primeros y los que más se empeñaron en difundir y normalizar la práctica de este deporte entre los discapacitados.

El sábado se han citado en el trinquet de Orba para la disputa de la quinta edición del individual de raspall adaptado, que se juega en silla de ruedas. Ver cómo acometen la vaqueta es una lección de vida. En la misma matinal y desde las 10 se jugarán seis partidas, tres de cuartos de final, las semifinales, a las que también accederá el mejor derrotado, y la confrontación por el título.

Julio es el favorito al ser el vencedor de las cuatro ediciones anteriores. También fue el primero en iniciarse en la pilota, cuando era un niño. Además es un habitual del trinquet, donde más de uno que le vio en acción apunta que iba para figura. Pasqual y Carlos son los siguientes en los pronósticos. Germán, Salva y Paco buscan la sorpresa.

 

Fuente: Las Províncias