Mónica Merenciano cae en la pelea por el bronce de la categoría de menos de 57kg en los Juegos Paralímpicos de Río ante la japonesa Junko Hirose por ippon.

La de Lliria, atleta con discapacidad visual, buscaba su cuarto bronce consecutivo después de los de Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

Previamente había caído en cuartos ante la coreana Hana Seo, pero había accedido a la final por el bronce gracias a su victoria ante la húngara Flora Buranyi, gracias a un ippon y un yuko.