Periodistas y comunicadores con discapacidad han reclamado a los medios informar con rigor y trasladar una imagen de normalidad a la hora de abordar noticias de ese ámbito, además de incorporar más profesionales en sus medios, ya que en España sólo trabajan un centenar.

Como Javier Hernández, periodista deportivo que escribe sus crónicas con los pies porque no tiene brazos; Ana Gómez, redactora de sociedad de Servimedia que hace sus coberturas con ayuda de un bastón, y Enhamed Enhamed, nadador paralímpico con ceguera desde los 8 años y comentarista deportivo.

Sus vidas son ejemplo de esa normalidad que reclaman a la sociedad y como aconseja Hernández, “es tan sencillo como centrase en lo que tienes y no en lo que te falta”.

“El periodismo mira a la discapacidad, como lo hace a veces la sociedad, retirando la vista porque no se siente como propia; a veces por ello se magnifica o se caricaturiza, y solo necesitamos naturalidad”, ha explicado este periodista y deportista paralímpico en unas jornadas sobre el tratamiento informativo de la discapacidad.

La reina ha escuchado entre el público las historias de estos profesionales que hoy se han convertido en ponentes de estas jornadas, en las que se ha presentado el informe “Tratamiento informativo de personas con discapacidad”, elaborado por la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Doña Letizia, presidenta de honor del Real Patronato de Discapacidad, ha respaldado con su presencia este debate sobre la información que se da respecto a las personas con discapacidad, el 10 por ciento de la población.

El informe de la FAPE recomienda a los periodistas, abstenerse de utilizar tonos despectivos, favorecer la inclusión, mantener un diálogo fluido con las organizaciones y abordar la incorporación laboral de las personas con discapacidad con total normalidad.

“Hay que contratar a más personas con discapacidad para presentar programas de entretenimiento y de mucha audiencia porque se convertirán en modelo de referencia en la sociedad”, propone la periodista de Servimedia, quien lamenta que se hable poco sobre discapacidad y que cuando se hace, es para contar un suceso y de forma superficial.

La presidenta de la FAPE, Elsa González, ha recordado que los periodistas “deben informar con ética y ayudar a crear una sociedad respetuosa y activa”.

“En el periodismo por la intensidad y la rapidez de la información a veces no escribimos historias con alma”, ha reflexionado.

En este foro, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha reclamado a la Comunidad de Madrid una “especial sensibilidad” para los afectados por la talidomida para que los tenga en cuenta “entre sus principales preocupaciones”.

Sendín ha considerado que su situación es “un problema de dignidad” porque ha lamentado que “hayan sido tratados tan injustamente con respecto a los afectados del resto de Europa”.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, se ha comprometido a “trabajar intensamente en esa línea” respecto a la situación de este colectivo.

Durante su intervención en la inauguración, Cifuentes ha animado a romper estereotipos que no responden a la realidad, porque ha opinado “todos estamos capacitados para muchas cosas, pero no para todo”.

Además, ha abogado por construir “un mundo más inclusivo porque no es un acto de generosidad, sino de estricta justicia, además de una obligación de toda la sociedad”.

Fuente: EFE