La clausura de los encuentros de deporte adaptado reúne a más de 1.100 personas procedentes de toda la provincia de Alicante

Discapacitados, profesores, monitores y colaboradores participan en recorridos por la Vía Verde y el Racó de Sant Bonaventura.

Andando, en silla de ruedas o en bicicleta, da igual el medio utilizado, lo importante es participar. Esta es la filosofía con la que más de 1.100 personas recorrieron la Vía Verde de Alcoy ayer en la clausura de los encuentros de deporte de adaptado de los Jocs Esportius de la Comunitat Valenciana.

La ciudad acogió el evento que puso fin a los encuentros de deporte adaptado y en el que participaron centros de Educación Especial de toda la provincia de Alicante. Entre discapacitados, profesores y colaboradores superaron las 1.100 personas que, además de hacer deporte, disfrutaron de un soleado día de convivencia.

La salida estaba programada a las once de la mañana desde el principio de la Vía Verde en Batoy, pero, tal y como es habitual, los grupos fueron saliendo según iban llegando. Al inicio la organización repartió agua y dependediendo de sus posibilidades, los participantes realizaron una de las tres rutas previstas.

La primera, de cuatro kilómetros, consistía en seguir la Vía Verde hasta llegar al polideportivo municipal Francisco Laporta y en ésta pudieron participar tanto a pie como en silla de ruedas o bicicleta. El segundo recorrido se desviaba hasta el Racó de Sant Bonaventura y estaba recomendado para personas con autonomía plena para caminar. Por útimo, algunos optaron por ir más allá y llegar hasta La Sarga, desde donde dieron la vuelta para llegar al polideportivo.

El concejal de Deportes, Alberto Belda, estuvo presente en la salida y destacó la implicación del área que dirige con el deporte adaptado, recordando que «estamos realizando en la piscina del complejo deportivo Eduardo Latorre una programación de actividades acuáticas dirigidas a colectivos con discapacidad que busca mejorar y mantener la condición física».

La ciudad ha acogido en otras ocasiones pruebas de deporte adaptado, subrayó el edil, quien manifestó, en referencia al evento de ayer, que «ahora los participantes podrán recorrer nuestro entorno, ya que somos unos privilegiados al tener parajes como la Vía Verde o el Racó de Sant Bonaventura».

La llegada al polideportivo se produjo de forma escalonada en torno a la una del mediodía. Una vez allí, fueron recogiendo los premios y posteriormente disfrutaron de una comida todos juntos en el pabellón.

Entre los más de 1.100 participantes hubo 532 alumnos de 23 centros de la provincia de Alicante, 276 profesores y monitores y 294 colaboradores, muchos de ellos estudiantes de formación profesional de hasta ocho centros diferentes. Tomás Llácer, Arnauda y Batoy fueron los colegios e institutos alcoyanos que formaron parte de esta experiencia.

 

Fuente: Información