El Ayuntamiento de Santander va a hacer un estudio sobre el perfil y la realidad de las mujeres con discapacidad para conocer mejor sus necesidades y tenerlas en cuenta a la hora de reorientar las políticas dirigidas a este colectivo o poner en marcha nuevas medidas.

El estudio, que se hará en las próximas semanas, se basará en encuestas a mujeres con discapacidad y entrevistas individuales y grupales con las participantes, además de familiares y profesionales que trabajan en el ámbito de la discapacidad, ha explicado el concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo.

Por ello, técnicos del área de Autonomía Personal se han reunido con representantes de asociaciones y entidades del sector, como CERMI Cantabria, APTACAN, la Fundación Obra San Martín, la Fundación AFIM y AMSOCA (Asociación Mujeres Sordas de Cantabria), para pedirles su colaboración y animarles a participar e implicarse en este trabajo.

El objetivo de este estudio es realizar un perfil sociodemográfico de las mujeres con discapacidad, identificar sus principales necesidades vitales, elaborar recomendaciones y proponer modelos de acción con perspectiva de género, y sensibilizar a la sociedad.

El trabajo parte de un análisis previo de la documentación existente ya, tanto de asociaciones y entidades que trabajan con mujeres con discapacidad, como de otros estudios y fuentes estadísticas oficiales.

Esa información se completará ahora con un análisis cuantitativo a través de encuestas a mujeres con discapacidad y un estudio cualitativo a través de entrevistas a las propias mujeres, a familiares y a profesionales que trabajan en el ámbito de la atención psicosocial a mujeres con discapacidad en Santander.

A través de las encuestas, se pretende obtener un perfil sociodemográfico de las mujeres con discapacidad que viven en la ciudad con información sobre su edad, formación, situación laboral, estado civil, distrito de residencia, tipo, grado y origen de su discapacidad, y cuál es su grado de autonomía.

En las entrevistas, se analizarán distintas facetas y necesidades vitales, como la formación y el empleo, etapas de la vida, ocio y tiempo libre, deporte, salud, sexualidad, maternidad, violencia de género, vida independiente, medios de comunicación e imagen social, y participación y liderazgo.

Con toda la información recopilada durante el proceso se elaborará un informe de resultados y un mapa local para visibilizar la presencia de mujeres con discapacidad en la ciudad de Santander.

También se realizará un vídeo para visibilizar la realidad de estas mujeres.

El concejal de Autonomía Personal ha destacado que todo este trabajo de análisis permitirá obtener una foto de la realidad de las mujeres con discapacidad en Santander y de sus necesidades, inquietudes y prioridades para definir estrategias, programas o servicios orientados a este colectivo o para mejorar los que se desarrollan en la actualidad, introduciendo la perspectiva de género.

La previsión es que a principios de 2017 pueda estar finalizado el estudio que, según ha recordado Del Pozo, es una de las medidas incluidas en el segundo Plan para la Atención y Promoción de las personas con discapacidad.

Fuente: El Diario Montañés