aioa Aguirre tiene 34 años. Nació en Bilbao, donde residió hasta los 23 años

Inició su carrera laboral en el mundo de la auditoría y la consultoría

Saioa Aguirre dejó el mundo de la auditoría y la consultoría para dedicarse a la moda. El mundo de la moda puede parecer muy visual, porque lo es, pero ello no ha supuesto inconveniente alguno para que Saioa Aguirre, bilbaína de nacimiento afectada por la enfermedad de queratocono, decidiera dejar a un lado su carrera profesional en el sector de la auditoría y la consultoría y lanzarse a crear un portal de moda femenina, The Hinghville’, por el que recibió el Premio Por Talento al Emprendedor con Discapacidad 2015.

Saioa Aguirre tiene 34 años. Nació en Bilbao, donde residió hasta los 23 años. Estudió Administración de Empresas en la Universidad de Deusto y, al terminar la carrera, se fue “a la aventura a Madrid”, donde residió 10 años, porque, como ella misma explica en una entrevista concedida a Servimedia, “es una ciudad que me gusta muchísimo y en la que me adapté súper bien”.

Inició su carrera laboral en el mundo de la auditoría y la consultoría y trabajó 10 años en el sector, en empresas privadas y en Fundosa. Después, tras cursar un máster en Administración de Empresas en el IE Business School, emprendió un nuevo camino profesional y creó el blog de moda ‘The Highville’. Hace un año regresó a su ciudad natal y allí trabaja en lo que más le gusta. Pero, entre medias, le ocurrieron muchas cosas, alguna muy importante.

Hace unos años, Aguirre empezó a ver cada vez peor, hasta que en 2011 le diagnosticaron queratocono, una enfermedad visual que consiste en una deformación de la córnea que provoca que se tenga una agudeza visual muy baja. Se sometió a varias intervenciones y le fue reconocida una discapacidad del 50 por ciento. Desde 2014 está afiliada a la ONCE.

Aguirre siempre ha tenido mucha inquietud por leer y formarse, por lo que hizo varios cursos mientras trabajaba en el ámbito de la consultoría y la auditoría. “No es que me cansara de mi trabajo, pero hice un curso ‘online’ de emprendimiento, luego uno de marketing digital y empezó a surgir en mí la idea de crear algo”, explicó. El máster en el IE fue clave a la hora de decidirse a emprender: “Me surge una idea de negocio y siento que es el momento de ponerla en marcha”.

Fuente: T. I., Madrid

Lujo a bajo precio

Así fue como nació ‘The Highville’, una plataforma de subastas, según explicó Aguirre, en la que se pueden conseguir bolsos, zapatos y complementos de marcas de lujo a un precio muy inferior al de mercado.

Para participar en esta subasta hay que invertir una cantidad de dinero que el usuario mismo decide y, si finalmente no se lleva el producto, no pierde el dinero porque puede destinarlo a la compra de artículos de la tienda de moda del blog.

“El objetivo es dar acceso a artículos de lujo a un coste reducido y con la posibilidad siempre de recuperar ese dinero con artículos de moda casual de la tienda para su día a día”, indicó Aguirre, que agrega que la idea de este proyecto empezó a surgir hace dos o tres años y que la hizo realidad hace más de medio año, tras regresar a Bilbao, donde tiene su oficina.

“De lejos, no veo prácticamente, pero de cerca sí que puedo afinar la agudeza visual. Es verdad que la moda es todo visual pero, aunque yo no vea con esa finura y esa precisión que parece que el mundo de la moda exige, yo me hago a la idea de cómo son las cosas y puedo llevar perfectamente el blog de moda”, aseguró esta joven emprendedora, que se siente “muy cómoda” en este mundillo aunque no sea una experta ni se haya formado para ello.

Llegar a las estrellas

En su blog de moda femenina, que se puede visitar en ‘www.thehighville.com’, Aguirre tiene un lema que la define mucho: “Take it to the Moon…although you fail, you will reach the stars! (Apunta a la Luna porque, aunque falles, llegarás a las estrellas)”. “Yo me comporto así. Cuando tú tienes unos objetivos y los peleas al máximo, puede que no se lleguen a cumplir, pero, si luchas por el máximo, llegarás más lejos que si luchas por el mínimo. Igual no llegas a la luna, pero sí a las estrellas”.

Y eso es lo que hace todos y cada uno de los días Aguirre, luchar al máximo por aquello que quiere, sin que su discapacidad suponga traba alguna. “La gente con discapacidad tenemos que pelear mucho y, al final, estás acostumbrado a pelear. Somos luchadores a la fuerza. Al principio igual es a la fuerza, pero luego ya te haces a ello y no concibes otra manera de enfrentarte a las cosas más que con lucha y con esfuerzo”, aseguró.

Para Saioa, su discapacidad es “una limitación que está ahí, pero tengo que contar con ella y no me puede condicionar, ni en lo personal ni en lo profesional”.
Por ello, considera que “siempre hay que intentar hacer lo que uno quiere”, dando el máximo para sentirse satisfecho, aunque también tiene los pies en la tierra y cree que “hay que ser realista y, si no se llega, no hay que frustrarse porque el camino es tan importante o más que el objetivo”.

Por su plataforma de moda, Saioa recibió el Premio por Talento al Emprendedor con Discapacidad en los undécimos Premios Emprendedores, del que se siente muy orgullosa porque, a su juicio, es una demostración “de que se puede emprender teniendo discapacidad”.